mercantil

AGV-1140-X-176

VACU_Presentación Empresa y los Servicios-01

publicidades.imagen.b10262711ae3af89.aW1hZ2VuLndlYnA=

Joaco Díaz Cabral: "La minería en Salta tiene un valor distintivo: la licencia social"

El joven concejal de La Merced, provincia de Salta, habló con Salta Mining sobre el valor de la confianza de las comunidades para el desarrollo de la actividad minera.

Salta 22/03/2024 Salta Mining Salta Mining

multimedia.normal.8ccee40fad7c9b73.V2hhdHNBcHAgSW1hZ2UgMjAyMy0wOS0yMiBhdCAxNi5fbm9ybWFsLndlYnA=

eco-01

CONCEJAL 2
Joaco Díaz Cabral, concejal de La Merced

triplew

jujuy-multi

El redescubrimiento del potencial de la minería como motor de la economía regional, ha puesto en valor el litio y al cobre frente a la creciente demanda global.  

El enorme movimiento que genera su producción entusiasma al Estado, a las empresas y a los mercados. Desde hace no mucho tiempo, pero de manera sostenida, va dejando frutos. Estos pueden vislumbrarse en inversiones, generación de empleo y en el surgimiento de un sinnúmero de proveedores de los más variados rubros.  

Sin embargo, hay un factor determinante del que se habla poco y en que se apoyan los pilares de la minería del siglo XXI: la licencia social. Se trata de un bien intangible pero fundamental. Es la aceptación, el permiso implícito de la comunidad, sin el cual sería imposible pensar en el desarrollo de esta actividad.   

Sobre este punto resulta importante que todos los eslabones de la cadena minera tengan presente, que la licencia social no es perenne. Por el contrario, debe ganarse y se debe trabajar duro para mantenerla.

Es un examen que se rinde de forma periódica y hay que aprobar.

La calidad de una licencia social reacciona rápidamente a los cambios en la percepción de las empresas y del proyecto. 

El objetivo entonces debe situarse en afianzar lazos, mejorar relaciones y en procurar satisfacer las expectativas de todas las partes. La credibilidad se alcanza mediante la divulgación constante de información clara y verdadera, y el cumplimiento de las promesas hechas a la comunidad.   

La opinión pública es muy sensible en todo lo referente a sus recursos naturales, a su cultura, creencias e ideas de progreso y de bienestar. Altos niveles de aceptación se traducen en beneficios para todos. 

En tal sentido, cuando un proyecto genera mayores efectos sociales, económicos y ambientales, es más difícil obtener la licencia social, y cuando se la obtiene es menester no escatimar esfuerzos en conservarla.  

Cuando hablamos de licencia social, hablamos de legitimidad y credibilidad. Esta confianza suele traducirse en normas, lo que permite establecer las reglas de juego locales. 

Como dicen los expertos, no hay que confundir aceptación con aprobación, cooperación con confianza, ni credibilidad técnica con credibilidad social. Son puntos que se deben tener bien en claro. 

A nivel regional y local, se viene desarrollando desde el Estado y desde las compañías un minucioso trabajo de penetración en la opinión pública a través de la comunicación, y en las comunidades mediante acuerdos que van generando beneficios para sus habitantes, como mejoras en su infraestructura y en la captación de mano de obra. Y los resultados son positivos, alcanzando una relación de alta calidad, como nunca en la historia. 

Sin embargo, se hace necesario tener en cuenta que la licencia social es dinámica y susceptible de influencias externas. Mantener el estatus requiere de una atención constante, de estudios rigurosos, de un seguimiento pormenorizado de sus variaciones y de una comunicación adecuada

Salta hoy goza de esa confianza, pero hay que cuidarla.  

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete nuestro newsletter para tener todas las novedades de la minería en tu email.