“Argentina es un jugador que debería poder desarrollar la minería del litio a grandes niveles”

Entrevista a Gabriel Rubacha, actual CEO y Director de NOA Lithium Brines, con más de 30 años de experiencia en gestión y liderazgo.

Especial 30/04/2024 Salta Mining Salta Mining

eco-01

Gabriel Rubacha

triplew

jujuy-multi

Gabriel Rubacha es el actual CEO y Director de NOA Lithium Brines. Con más de 30 años de experiencia en gestión y liderazgo, tanto a nivel local en Argentina como internacionalmente está al frente de una de las empresas que tiene uno de los programas exploratorios más ambiciosos de Salta. NOA Lithium Brines posee la concesión de más de 120 mil hectáreas ubicadas en la provincia.Principio del formulario

El ex Presidente de Operaciones Sudamericanas en Lithium Americas Corp (LAC) y CEO de Minera Exar, en diálogo con Salta Mining dio detalles los proyectos estratégicamente ubicados en lugares prominentes como el Salar de Arizaro, Río Grande y Salinas Grandes, por lo que la empresa se posiciona como un jugador importante en el sector.

Durante una entrevista, Rubacha destacó el enfoque en la exploración intensiva en el proyecto de Río Grande, donde la empresa ya ha realizado cinco pozos y ha publicado un recurso inicial significativo. Además, discutió la estrategia de la empresa para obtener financiamiento en un mercado desafiante y la importancia de la relación con las comunidades locales.

Rubacha también abordó el panorama internacional del litio y la posición competitiva de Argentina en la industria. Destacó las ventajas de los proyectos de salmuera en Argentina en comparación con otros países productores como Chile y Australia.

En cuanto al futuro de la minería en Salta y en Argentina en general, Rubacha expresó optimismo sobre el potencial de la provincia y su capacidad para aprovechar el impulso de la industria minera. Resaltó la importancia del desarrollo económico y social sostenible, así como el compromiso de las empresas mineras con el medio ambiente y las comunidades locales.

Me parece que NOA Lithium se está preparando para ser un gran jugador, sobre todo por los proyectos que tiene en marcha, que están en lugares claves como el Salar de Arizaro, Río Grande o Salinas Grandes. Me gustaría que me cuentes en qué estado se encuentran esos proyectos. 

Nosotros somos una compañía junior de exploración. Empezamos la compañía en el año 2022 y empezó a cotizar en la bolsa de Toronto, en el TSXV, en marzo del 2023, hace 14 meses. Tenemos tres proyectos, Río Grande, Arizaro y Salinas Grandes. Entre los tres tenemos aproximadamente 120.000 hectáreas y otras casi 20.000 en otros salares, pero en este último caso se trata de propiedades más pequeñas que no son core de los proyectos que queremos desarrollar. Hoy el trabajo que hemos venido desarrollando de exploración intensivo es en Río Grande, donde ya hemos hecho cinco pozos y hemos publicado el recurso inicial con 2,3 millones de toneladas de carbonato de litio equivalente con una concentración promedio de 612 miligramos, es decir, una concentración media alta, mucho mayor que la de muchos de los salares que se vienen desarrollando recientemente. Y hoy te diría que nuestro foco está puesto esencialmente en la exploración de Río Grande. Ahí en Río Grande tenemos 37.000 hectáreas, de estas 120.000, y en Arizaro, el segundo proyecto que tenemos intención de desarrollar, tenemos 78.000 hectáreas, pero todavía no hemos iniciado una campaña de perforación. Nuestra estrategia allí es buscar un potencial socio mediante un acuerdo de colaboración que nos permita explorar nuestro proyecto Arizaro, mientras nosotros focalizamos todos nuestros esfuerzos en Río Grande, que es donde creemos que tenemos un proyecto muy robusto para avanzar. En Salinas Grande también tenemos 10.000 hectáreas, con la intención de avanzar una vez que finalicemos la próxima etapa de exploración en Rio Grande.

Recién hiciste mención de algo clave, y es la posibilidad de obtener financiamiento. ¿Cómo se maneja la empresa para conseguir financiamiento en una actividad donde se necesita mucho dinero para las tareas de exploración?

Nosotros, como comentaba antes, tenemos apenas más de un año como compañía listada, y en ese tiempo aproximadamente un 85-90% del capital que hemos levantado, lo levantamos en Argentina, siendo muy poco lo levantado en Canadá. Los mercados hoy están muy complicados, sobre todo en litio, donde bajó bastante el interés para financiar proyectos, sobre todo de juniors, con lo cual es un momento que no es el ideal para salir a financiarse. Para proyectos de minería, los mercados más tradicionales, son Toronto y Australia, pero diría que, en los últimos pocos años, Canadá está cada vez más complicado, donde hay menos interés en el tema de financiamiento de proyectos de litio por inversores minoristas o “retail”, esencialmente. Obviamente las compañías como la nuestra buscan esencialmente cotizar en estos mercados para tener acceso a financiamiento, pero hoy eso es un poco más complejo. 

¿Qué opinión tienes sobre la política minera que desarrolla la provincia de Salta? 

Te lo voy a responder fácilmente. Todos nuestros proyectos y todas las propiedades que tenemos las están en Salta. Eso fue una decisión, de alguna manera, de focalizar todo en Salta, porque creemos que es la jurisdicción más amigable para el desarrollo de la minería, lo que la convierte en un buen medio para el desarrollo de los proyectos. Tiene proveedores, servicios y la autoridad está bien ordenada y orientada a resolver las necesidades de las empresas mineras y sus proyectos, con lo cual para nosotros el desarrollar los proyectos en Salta fue una decisión estratégica. 

Me imagino que, como empresa, también tienen en cuenta los otros aspectos. Por ejemplo, la red de proveedoras que se está desarrollando es muy fuerte, pero sin embargo Salta también tiene bastantes dificultades, que son, por ejemplo, la falta de caminos o en el acceso al gas o a la energía. 

Todos los proyectos mineros en general, y los de litio en particular que se encuentran en la puna argentina, están en lugares remotos, con dificultad para acceder a infraestructura, lo que es un común denominador. En todos estos lugares donde están estos recursos, la infraestructura es escasa o lejana. Ya sea Jujuy, Salta o Catamarca, que son las tres provincias que tienen la mayor concentración del recurso de litio de salar. Pero esto aplica a litio o y a cualquier otro mineral, porque todos los proyectos mineros están en lugares remotos, sea en la puna o en medio de la cordillera. En síntesis, esas restricciones las tenés en todas las provincias, ya sea Salta, Jujuy, Catamarca o cualquier otra, en mayor o menor medida. Algunos están más cercana a la infraestructura, otros lo tienen más lejos, pero todas tienen más o menos las mismas dificultades. Escasez de gas, red eléctrica y demás, lo tenés en prácticamente todos los casos. 

Gabriel, ¿qué importancia les dan a ustedes a la relación con las comunidades, teniendo en cuenta que acá ya lograron organizarse? 

La relación es buena, nosotros consideramos que todo el desarrollo de la minería tiene que darse en un marco de un diálogo sincero, abierto y amigable con las comunidades. Creemos, y estoy convencido de eso, que la minería es un factor de desarrollo, especialmente para las comunidades. Hay comunidades que realmente apoyan muchísimo la minería, cosa que vemos particularmente en Salta, porque han visto cómo percola el beneficio o la actividad de la minería en su gente en forma directa, ya sea desde la exploración o la eventual construcción y operación de los proyectos. La minería no es distinta a cualquier otra industria. Cuando una industria se instala en cualquier ciudad, pueblo o localidad de alguna manera, y se integra bien con la comunidad, ésta termina beneficiándose, y eso es lo que hay que tratar de fomentar, y hacerlo de tal manera que beneficie y mejore la calidad de vida de su gente en el largo plazo y de manera sustentable, generando empleo, oportunidades de crecimiento y capacitación y otros beneficios directos e indirectos. 

¿Qué planes tiene la empresa después de que termine la fase de exploración que recién me comentabas? 

Nosotros empezamos a explorar hace 13 meses, hicimos mucho recorrido en poco tiempo, hicimos 5 pozos, publicamos recursos y actualizamos un 43-101 con estimación de recursos. Nos queda todavía bastante por recorrer, con más exploración y trabajos adicionales, en lo que hace a Río Grande, y sobre esa base poder hacer una evaluación económica preliminar del proyecto, de tal manera de poder avanzar hacia las siguientes etapas, que consisten en determinar la prefactibilidad o la factibilidad del proyecto, y poder empezar a desarrollar una ingeniería para que ese desarrollo se termine materializando en un proyecto de producción. Durante ese tiempo, seguramente en algún momento se sumará algún socio que complemente nuestras capacidades para lograr los objetivos propuestos. En lo que hace a Arizaro, todavía hace falta perforarlo para ver el potencial que tenemos allí y lo mismo en el caso de Salinas Grandes. 

Yendo un poquito al contexto internacional, en Argentina desde que empezó este boom del litio se sigue mucho al precio del litio. Hoy creo que está en 14 mil dólares la tonelada, pero llegó a estar a 5.000 o a 70.000. ¿Qué tan importante es el precio del litio y si las empresas lo deben seguir? 

A ver, el precio del producto no es irrelevante en nuestra industria. El precio siempre es relevante porque si vos tenés un costo de producción de 5.000, 6.000 dólares por tonelada y el precio de venta de 1.000, la operación no es rentable y no tiene sentido tenerla funcionando. El desarrollo de esta industria no es indiferente al precio, ya que una operación a perdida afecta la factibilidad o la continuidad de la operación. Habiendo dicho esto, las operaciones de salmuera son las que tienen el costo operativo más bajo respecto de las que pueden ser de roca dura o arcillas que todavía no hay en producción. Por eso, con los precios actuales, las operaciones de salmuera tienen una ventaja comparativa respecto de las operaciones de Australia, donde el costo operativo es mayor respecto del precio. Con lo cual ahí tenemos una ventaja en Argentina o en Chile respecto de Australia. 

Comparando Argentina con los otros competidores, por ejemplo, con Chile, Bolivia, también China, Australia o Estados Unidos. ¿Qué tan atractivo es la Argentina? ¿Qué tan atractivo es poder desarrollar la minería, sobre todo del litio, acá en el país? 

Yo diría que hoy Argentina es un país que es muy atractivo, muy interesante para el desarrollo del litio, por el tema, como te decía antes, del costo operativo que tienen los proyectos de salmuera que resiten precios más bajos del litio como los actuales. Las operaciones de salmuera se realizan esencialmente en Chile y Argentina. Bolivia es muy poco lo que está produciendo y las condiciones políticas tampoco lo hacen muy atractivo. Y entre Chile y Argentina las condiciones de negocios y las distintas políticas políticas aplicadas en uno y otro país para desarrollar proyectos de litio ubican hoy a la Argentina como una alternativa más atractiva que Chile. Con lo cual, Argentina es un jugador que debería poder desarrollar la minería del litio a grandes niveles, con una ventaja competitiva respecto de Australia en lo que hace a precios, con lo cual el tema es que, si los precios se mantienen en los niveles actuales o inclusive subiendo un poco más, Argentina es muy competitiva, y sobre esta base soy optimista que tenemos una oportunidad importante en el tema del litio, para desarrollar y que es atractivo realmente para los inversores. 

Joe Lowry, que es considerado el Señor del Litio, dijo que era muy difícil que Argentina pueda llegar a producir 300.000 toneladas de litio de acá a 2030. ¿Pensás que Argentina está en la senda correcta o dentro de las posibilidades para ser quizás el mayor productor de litio a nivel mundial?

Yo coincido con Joe. A ver, ¿Qué sentido tiene ser el campeón del mundo? Simplemente para tener el trofeo nada más. Nosotros tenemos que desarrollar la minería de modo creciente y sustentable y tenemos que ser ordenados y poder tener los incentivos para poder desarrollar todos los proyectos que tenemos. Ahora, si somos el primero o el segundo, la verdad que es irrelevante. Mientras que nosotros logremos seguir creciendo y tener operaciones y seguir poniendo proyectos en marcha, eso es lo que importa. El verdadero desafío es llegar a producir todo lo que podamos conforme a nuestra riqueza de recursos. No nos da ninguna ventaja ser el primero. Mientras que nosotros logremos crecer y lograr que todos los proyectos que se están desarrollando se pongan en marcha, ese tiene que ser nuestro objetivo. 

Eso justamente te quería preguntar. Eramine ya confirmó que en junio arranca la producción de carbonato de litio. ¿Ustedes miran desde cerca las empresas que entran a producir en Salta? ¿Es un incentivo para poder conseguir financiamiento en el exterior? 

Cada proyecto es un mundo. Y cada proyecto tiene su complejidad y su dificultad o facilidad para conseguir financiación. Acá hay temas geopolíticos también. El tema de China versus Estados Unidos. Proyectos que tienen más o menos restricciones. Canadá tiene restricciones a inversiones chinas sobre los proyectos. Eramet para desarrollar su proyecto se asoció con una empresa china que es la que aportó gran parte del financiamiento para el proyecto. Cada proyecto tiene su realidad y el hecho de que se sigan avanzando proyectos no facilita ni perjudica el financiamiento de otro. Mercado para los proyectos va a haber, va a haber para todos los proyectos que se están desarrollando. Entendemos que lo que tiene que mejorar son las condiciones de mercado en lo que hace al financiamiento. 

¿Qué ves en el futuro de Salta en la minería en general o la minería de litio? ¿Pensás que Salta va a poder aprovechar este viento de cola o boom que hay en la minería? ¿Ves con buenas expectativas lo que puede llegar a pasar en Salta? 

Yo soy optimista. Yo creo que Salta tiene una oportunidad enorme. No solamente en el tema de litio. Salta tiene minería metalífera que va a beneficiar también a la provincia. Salta viene calificada muy positivamente desde hace años para el desarrollo de la minería y creo que se puede y se va a beneficiar con el desarrollo de la minería. Cuando fue el inicio de la minería en San Juan, también hubo un crecimiento económico y social que ayudó al desarrollo de la provincia y a la mejora de la calidad de vida de su pueblo. Esto mismo le va a pasar y le está pasando a Salta. Lo ves en construcciones nuevas, infraestructura que se está viendo, contratistas nuevos y proveedores de servicios que van surgiendo y creciendo a la par de la minería. Todo eso es parte de la minería. La minería no es solamente ir a perforar o realizar actividad exploratoria de campo. La minería es todo lo que está alrededor de esto, todo el desarrollo que la rodea y deriva de ella. Desarrollo de proveedores de servicios, de profesionales, capacitación de trabajadores, infraestructura y otras consecuencias positivas derivadas de la actividad que redundan en provecho y beneficio de toda la provincia. Eso es la minería, que, como cualquier otra industria, tracciona desarrollo social y económico, o sea que la inversión minera trae consigo mucho más que puro desarrollo minero. Yo creo que Salta tiene una oportunidad y creo que la está aprovechando con una buena política. 

Eso es lo que dijiste al final me parece clave. La minería durante mucho tiempo fue mal vista pero hoy las empresas le dan mucha importancia a la cuestión ambiental, del desarrollo y en cómo se involucran con las comunidades. O sea, la minería no es solamente perforación, sino también apuntan al desarrollo. Y creo que los estados, las provincias y la gente tienen que trabajar para que cuando dentro de 30 o 40 años se acabe, pueda seguir motorizando la economía lo que dejó. 

Yo viví ocho años en Chile, y trabajé bastante allá, un país que es minero. Y en Argentina la minería es un tema que la gente tal vez no termina de entender o que más bien no entiende por desconocimiento. La minería es tal vez una de las actividades que más respeto tiene por el medio ambiente y las comunidades. Porque estos dos conceptos están fuertemente arraigados a la actividad y a la cultura de las empresas mineras en los lugares en que operan, porque lo tienen incorporado como parte de su filosofía y de sus políticas corporativas. Y agrego la seguridad, la seguridad de la gente. Cualquier compañía, por chica que sea, tiene eso incorporado como cultura y como forma de desarrollo del negocio. Lejos de estar disociado o verse como un problema, el tema del cuidado del medio ambiente, de trabajar con comunidades y de la protección de las personas forma parte inescindible de la práctica minera diaria y de las políticas de las empresas mineras en general. Y eso se ve mucho más en esta industria que en otras, además de que comenzó mucho antes que en cualquier otra actividad o industria. Y porque el minero de tradición sabe que tiene que cuidar el ambiente en el que trabaja y que cualquier daño que se le haga puede terminar con la minería y, en definitiva, con el negocio. O sea que es un tema cultural, incorporado a la idiosincrasia del minero. No se aceptan medias tintas en eso. Por eso es triste ver que mucha gente cree erróneamente, que la minería viene a destruir. La minería tiene un cuidado por el medio ambiente, que no tiene prácticamente ninguna industria. Y eso es un tema que hay que desmitificar. 

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete nuestro newsletter para tener todas las novedades de la minería en tu email.