“A la minería en Salta yo la veo a todo vapor, veo que hay disposición de los gobernantes en ayudar”

Entrevista a Gabriel Paganini, consultor y profesional con una destacada trayectoria de 32 años en la industria minera.

Especial 14/05/2024 Salta Mining Salta Mining

eco-01

1517356726702

triplew

jujuy-multi

Gabriel Paganini es un profesional con una destacada trayectoria de 32 años en la industria minera, ocupando diversas posiciones de alta gerencia, ingeniería de proyectos, jefatura en la administración y producción minera.
En una entrevista con Salta Mining, Gabriel Paganini, abordó los diversos aspectos relacionados con la industria minera en Argentina, destacando como un proceso en desarrollo que aún no ha concluido. Paganini resaltó el inicio de la minería en la década de los noventa que atrajo inversiones y estableció las bases para el crecimiento de la industria en el país.

¿Qué es la minería hoy?

Si tomamos a la minería en el país, te diría que esto ha sido un proceso que todavía no ha terminado. Todo lo que hoy yo veo como minería es un proceso. Arrancó, en la época de los 90/2000 con la reforma que hizo Carlos Menem, a partir de la ley de inversiones mineras. Fue en la época
que se sentó las bases para que las empresas vinieran, comenzaran a trabajar y hacer cosas mucho más permanentes, de hecho creo que hoy los proyectos que están más o menos dando vuelta vienen prácticamente de aquella época. De allá, a esta parte hubo inversiones importantes en exploración y también estuvo la experiencia de la gran minería que arranca prácticamente con la puesta en marcha de la Alumbrera, luego de eso vino la puesta en marcha de Cerro Vanguardia y ahí empezaron varias varias minas, empezó toda la zona de la de Santa Cruz. En ese proceso, es donde, los ingenieros de mina tuvimos la oportunidad de trabajar y de demostrar que estábamos a la altura de las circunstancias. Porque las empresas que venían del exterior no conocían a los ingenieros argentinos, conocían los peruanos, los chilenos, pero el ingeniero argentino no se sabía si era bueno, malo o menos confiable, si tenía la capacidad de llevar adelante una operación, y creo que a partir de ahí se empezó a demostrar que los ingenieros estaban capacitados para llevar adelante las operaciones, para gerenciarlas, para estar en cargos jerárquicos. Eso pasó lo mismo con los proveedores. Imagínate que cuando se hizo Alumbrera, creo que hasta la comida venía del lado de Chile. Entonces, las empresas de logística, de transporte, de catering, de servicios, tenían que ir de algún modo ayornándose a un ámbito y a un negocio donde tiene una continuidad tremenda.

Ahí hay un tema clave y son los proveedores, ¿no? Los llevó también a perfeccionarse y a trabajar con los niveles de estándar más altos que propone la minería…

Correcto. Sin embargo los estándares en un principio fueron como un corset. Lo veían como algo negativo. A mí me tocó trabajar eso con los proveedores. Entonces vos le decías, mira: vamos a tener que ver el tema de seguridad. Y te decían: ¿para qué anteojos?, ¿por qué botines?, ¿por qué tengo que capacitarlo?, ¿por qué tal cosa? Entonces, cuando se fueron a trabajar, tenían una visión, y cuando volvieron, se dieron cuenta que
era sumamente positivo trabajar de ese modo. Que incluso era buen negocio cuidar a la gente. Porque te bajaban el valor de los seguros, las primas eran mucho más baratas porque tu gente estaba más capacitada, tenía todos los elementos y eso fue también muy importante. Y los proveedores tuvieron también a la altura de las circunstancias, los buenos entendieron que era la manera de trabajar. Después vino el tema medio ambiente,
hoy está huella hídrica, huella de carbono, hay un montón de cosas que nos preocupan a todos con el calentamiento global, que hacer con los residuos, como tratarlos, todos fuimos aprendiendo de eso y la las empresas mineras que estaban establecidas y sus proveedores, creo que aprendimos juntos y fuimos superando y elevando el nivel de la vara para a lo que hoy está. Yo creo que hoy los proveedores están a la altura, tienen sus cámaras, sus autoridades, su voz en el medio, que eso también es importante. Son actores importantes, porque emplean muchísima gente, y con buenos salarios... Pero además la constancia que tienen esto, eso es importante, porque cuando entregás todos tus certificados, y si hiciste todos los papeles, lo que corresponden, pagaste el salario de ley, tenés todos los certificado, los 931, la empresa minera te liquida automáticamente todos los meses. Y eso no es muy fácil cuando estás en condiciones difíciles, o cuando la cadena de pago está ahí medio endeble, realmente tener un contrato en la minería es algo que te da soporte y cierta tranquilidad, yo le llamo el plazo fijo, pues sabes que todos los meses te va a entrar ese dinero, por lo menos, para cubrir los gastos que tengan que ver con algunas cosas importantes. Todos hemos ido aprendiendo en este proceso y cada vez vamos aprendiendo más. Ahí se forma una relación y entonces la empresa se da cuenta que el proveedor tiene que ganar dinero porque no hay una organización que que no gana dinero. Entonces yo tengo que hacer que la empresa tenga continuidad. Si tengo un buen proveedor ¿por qué lo voy a perder? Porque después te das cuenta que cuando bajan los valores, como está pasando hoy con el litio y puede pasar con otros metales, cuando vos estás bajando costos por ahí estás ahorcando al proveedor y no te das cuenta que te estás ahorcando a vos mismo. Pero como digo, ahora están más organizados los proveedores, tienen sus cámaras, se manejan muy bien.

¿Qué paso hay que dar ahora en minería?

Hay mucho por hacer en Argentina. Si vos sos un tipo que quiere invertir en minería, ¿Cómo haces para invertir en minería si no tenés una Bolsa de Valores donde cotice la industria minera? Si vos quisieras comprar una acción de una industria minera en Argentina, ¿Cómo hacés? Tenés que ir a a Canadá a comprarla.

¿Cómo debería funcionar?

Eso debería funcionar como cualquier industria que cotiza en la bolsa de Argentina. Entonces, esa es la manera de que la gente se involucre. Acá no hay ciencia. Acá la gente que está en contra de la minería muchas veces es porque va en contra de su interés o porque no ve los beneficios. Yo fui a la PDAC de 2005 y en aquel momento nos subió un taxista y nos preguntó, ¿qué estábamos haciendo? Le contamos y me dice, yo tengo acciones. El taxista tenía acciones de una empresa minera y de de oil&gas. ¡El taxista! Entonces, ese hombre, ¿estaba en contra de la minería? No. Estaba a favor. Si nosotros tuviéramos eso, un taxista, un kioquero, cualquier persona de a pie que tuviera capacidad podría invertir en vez de comprar dólares y meterlo abajo del colchón. Comprar de la industria minera, comprar a empresas de litio, plata, las de oro, y ganar a dinero. ¿Te crees que el taxista está en contra de la minería? Para nada. Eso es un punto a favor. Ahora, de nuevo, esto es un proceso. Entonces, la comisión de valores tiene que conocer el negocio de la minería. Ahora arrancó la UIA dándole una silla a la minería. Ya en el país hay gente que está preparada para calificar a las empresas y para que puedan empezar a cotizar en el país. Yo soy uno de ellos. ¿Por qué no podemos fondear los proyectos en Argentina si hay un montón de dinero?. Y habría muchísimo interés en fondearlo acá.

¿En Argentina que falta desarrollar minería?

Argentina es un país que le falta mucha exploración. Tenemos una cordillera que está inexplorada. Si sacás cuentas en los últimos cinco años ¿cuántos descubrimientos hubo?. Mirá el caso, por ejemplo, de Abra Silver, una empresa que está instalada ahí en Salta. No hay ciencia. Hay que ir, poner dinero para explorar, hay que tener la suficiente inteligencia para ver cómo negociar tu proyecto. 

¿Salen caro hacer esos trabajos de exploración?

Mira primero está la parte prospectiva, luego la exploración. Yo creo que a esto lo dividiría, en dos grandes grupos. La preperforación y post perforación. En la preperforación, hay un montón de métodos con los cuales uno puede definir sectores. Por ejemplo, la parte de la geofísica que tiene la gran ventaja, si bien no te define un sector, puede decir acá tengo litio o tengo metales, o lo que sea. Pero en esta zona donde tengo
algún target o me pareció alguna anomalía, voy a empezar la exploración en este lugar. No te olvides que son hectáreas y hectáreas con las cuales uno trabaja. Por ahí tener veinte, treinta mil hectáreas y no poder hacer la exploración en treinta mil hectáreas. Tenés que definir ciertos sectores. Entonces la geofísica te ayuda para eso. Luego, cuando vos perforás, ahí sí estás confirmando, por lo menos que hay un recurso en ese lugar. Cuando conseguís el dinero, porque ahí sí es donde se empiezan a elevar los costos, es cuando vos tenés que perforar. Porque el método de perforación es muy caro. Hoy en Salta tenés Lindero que está produciendo a todo vapor. Tenés Taca Taca que es un megaproyecto. Tenés Abrasilver que viene fantástico. Y todos los proyectos de litio que ni te voy a hablar porque son un montón. Cuando te pongan todo eso a producir, vos fíjate lo que debe estar pasando hoy en Salta, no debes conseguir una casa a un valor razonable. Porque todo el mundo está alquilando a valores que estratosféricos. Que eso es lo que tiene muchas veces la minería. Por eso mucha gente se enoja con la minería. Porque donde pagaba un valor razonable de una casita, tienen la minería y pagan valores locos y entonces los precios se van a las nubes. Entonces eso también hay que tenerlo
presente desde el lado de la minería.

¿Qué le recomendarías a las comunidades de la puna?

Que hagan cosas sustentables para que cuando la minería pase. Pongámosle dentro de veinte o treinta años, cuando ya todo el litio se haya comercializado, haya alguna otra industria o algo para hacer en la puna. 

¿Y qué se puede hacer, Gabriel? ¿Qué se recomienda?

Yo creo que hay un montón de cosas para hacer, puede ser desde el punto de vista de emprendimientos, como por ejemplo lo que hacen en Bolivia, que le han dado pelota al tema de la quinoa, al papín, hoy hay lugares a donde eso se ha vuelto una exquisitez, te comes un platito de papin acá en el Palermo Soho y te arrancan la cabeza. Entonces hay que empezar a pensar en esos proyectos. Me ha tocado hace un tiempo atrás hablar con alguna gente que quiere empezar a capacitar gente de la puna, porque las capacitaciones que se dan, cuáles son. Pastelero, panadero, repostero, todo da vuelta sobre lo mismo, pero hay unas personas que me hablaron sobre capacitar los chicos de la escuela en la industria de la informática.

¿Cómo es eso?

Bueno que los pibes sean programadores, que hagan eso, hoy por suerte hay energía eléctrica, hay conectividad, que las empresas mineras le han dado a las poblaciones, todas las poblaciones tienen conectividad, casi te diría que mejor que la que podés tener en el centro de Buenos Aires. Entonces vos tenés un tipo ahí, un pibe de secundaria, que empieza a programar y termina ese curso de programación, y automáticamente tiene
trabajo, porque la misma empresa que le enseña a programar, le da trabajo. Está conectado con el mundo, desde su casa, no necesita bajar a Salta. Hay opciones, vos podés hacer una industria de eso, como de hecho Argentina tiene una industria de la parte tecnológica.

¿Cómo ve la minería en Salta?

A todo vapor. A la minería en Salta yo la veo a todo vapor. Y además, y esto te lo tengo que decir, yo veo que hay una disposición por parte de los gobernantes en ayudar a que esto vaya para adelante. Y cuando hay una decisión política, es lo primero que se necesita para que la cosa funcione. Salta va a rankear en el informe Fraser como uno de los primeros, seguro. Si yo tuviera dinero para ponerlo, voy y lo pongo en Salta. Por eso te digo, me gustaría ir a la Comisión de Valores y comprarme acciones de alguna de las industrias que están en Salta. Salta ya está armada, ya va teniendo minería.

¿Qué particularidades tiene la puna?

Tenes que ser respetuoso, tenés que ser respetuoso de la tierra, de las creencias de las personas, tenés que tener un poco de empatía, de entender a la gente. Creo que básicamente pasa por ahí, respétenme. Esta es mi creencia, esto es lo que yo siento, esto es lo que a mí me gusta. Yo no quiero adoptar tu cultura, quiero que tú me entiendas nada más.

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete nuestro newsletter para tener todas las novedades de la minería en tu email.